+5726821000 ext: 11163 | +573176592823 contacto@dralexestrada.com

¿Por qué las plantillas personalizadas en Ortopedia?

 

El análisis computarizado de la marcha en ortopedia ha tenido un gran auje en el último decenio en América Latina. Se trata de un examen para apoyo en el diagnóstico de las alteraciones de la marcha en todo tipo de pacientes, especialmente en los casos de fascits plantar, pie diabético, metatarsalgias, pie plano, etc.

El ciclo de la marcha humana es muy complejo, por lo tanto la comprensión del mismo y sus desviaciones no se logran adecuadamente en una consulta convencional en el consultorio.

Un análisis computarizado del comportamiento del pie permite detectarlas zonas de mayor apoyo, relación del tiempo de apoyo y presión, trayectoria del centro de gravedad y una cantidad de variables útiles al ortopedista al momento de prescribir plantillas para su paciente.

¿Por qué el uso de las plantilla personalizadas en deporte?

Las plantilas personalizadas no solo son para pacientes que tienen alguna patología. Son muy útiles para deportistas completamente sanos, que desean más estabilidad, más soporte, más amortiguación y un material adecuado a su tipo de actividad.

Por ejemplo, para los tenistas es muy útil dar una buena estabilidad en el retropié por el tipo de movimientos que hacen, también una descarga en la presión de los metatarcianos por la presión tan elevada que ejercen sobre estos mismos.

Para los corredores es muy útil, una amortiguación en el retropié lo que logra con un material de dureza media, pero a la vez se necesita un material blando en el antepié para evitar ampollas y callosidades típicas que se forman. Para quienes suben de metatarsalgia o fascitis plantar es muy útil un material que sea más blando, pero que no absorba tanta energía para la fase de despegue durante la carrera.

Para deportistas que tiene el pie plano, se hace un realce de la almohadilla escafoldea que brinda una gran estabilidad para que el pie no caiga en pronación durante el apoyo, y evita el cansancio al caminar, correr o simplemente estar de pie.

Estos son solo algunos ejemplos, cada plantilla es distinta, incluso en el mismo paciente la derecha puede ser muy distinta a la izquierda.

Dichas necesidades, las evaluamos en nuestra valoración biomecánica de su pie.